" />

¿Cómo ser proactivo y conseguir mis objetivos?

Por naturaleza eres proactivo. Sin embargo, a veces eliges otorgar a tus condiciones el poder de controlarte y así asumes una actitud reactiva, es el caso de las personas que ante una dificultad esperan que suceda algo o que alguien se haga cargo de ellas.

Lo que te hiere o daña no es lo que te sucede, sino tu respuesta a lo que te sucede. Las cosas pueden dañarte físicamente o perjudicarte económicamente y ello te produce dolor. Pero tu carácter y tu identidad no tienen que quedar heridas. De hecho, tus experiencias más difíciles son las que te ayudan a moldear tu carácter y a desarrollar fuerzas internas y al tiempo te dan la libertad para superar circunstancias difíciles en el futuro y para inspirar a otros a tener la misma conducta.

Si observas a las personas que tienen éxito en sus trabajos te darás cuenta de que suelen ser proactivas, es decir, toman la iniciativa de hacer siempre lo que sea necesario, congruente con principios y finalmente realizan la tarea. Un ejemplo podría ser un líder que ante una situación difícil la asume como reto para sí mismo y no como un problema.

Las empresas, las organizaciones e incluso las familias pueden ser proactivas. Pueden combinar la creatividad y los recursos de cada persona para crear una cultura proactiva interna y tomar la iniciativa para llevar a la práctica los valores compartidos. De este modo alcanzarán los objetivos comunes de todos los implicados.

¿Y tú, eres un “activo” participante de tu vida? Si no lo eres en algún área, ¿cómo podrías ser proactivo?

Vía Secretariaplus

“Crea la vida que quieres vivir”