" />

Conviértete en una persona de éxito

Si analizamos historias de personas de éxito, su proceso para reconocer sus talentos y lo bien que se ganan la vida haciendo lo que les apasiona vemos que en muchas ocasiones sus trayectorias están llenas de imprevistos y cambios. Desde que se dieron cuenta de sus talentos después los vieron evolucionar y pasaron por inseguridades internas y dificultades externas (a veces, la oposición de familia o amigos).

Aunque en muchos casos sólo conocemos el resultado final de la vida de estas personas, sus vidas suelen estar llenas de retos y complicaciones y han experimentado en el camino éxitos y fracasos.

Sin embargo, siempre tienen momentos puntuales que parecen perfectos, lo que convierte sus historias en un camino fascinante.

Ser bueno en algo y que te apasione es imprescindible para encontrar tu elemento, el punto de encuentro entre las aptitudes y las inclinaciones personales, pero no es suficiente. Llegar hasta allí depende fundamentalmente de la opinión que tengas de ti mismo y de tu vida, es una cuestión de actitud. Lo que te pasa no es lo que marca la diferencia en tu vida, sino tu actitud en cuanto a lo que te pasa. De allí la importancia de tu actitud a la hora de encontrar o no tu elemento. El estudio y la experiencia demuestran que a menudo la gente afortunada provoca su suerte con su actitud.

Principios que caracterizan a las personas afortunadas de acuerdo con el psicólogo británico Richard Wiseman:

1. Maximizan oportunidades. Son expertas en crear y actuar de acuerdo con las oportunidades cuando surgen.

2. Suelen ser muy efectivas a la hora de prestar atención a su intuición y de estimular sus habilidades intuitivas (por ejemplo, con la meditación).

3. Las personas con suerte esperan ser afortunadas, crean una serie de profecías de autorrealización y se internan en el mundo esperando un resultado positivo que finalmente consiguen.

4. Su actitud les permite convertir la mala suerte en buena. No consienten que la mala suerte las doblegue y se mueven con rapidez para tomar el control de la situación cuando las cosas no les van bien.

 

Fotografía cortesía de aopsan / FreeDigitalPhotos.net

“Crea la vida que quieres vivir”