Gracias por haberme ayudado a mirarme desde afuera. Me pude mirar cuando era una niña en mi trauma. Esto me ha permitido encontrar un espacio nuevo donde reflexionar sobre mi misma y verme como una niña. He podido sentir empatía hacia “esa niña” por primera vez. Esto me ha abierto un mundo!

Gracias

Alessandra